miércoles, 23 de junio de 2010

La Sombra de "Mi Viejo"

Suena el pitillo de la lavadora, no le hago caso, la ropa ya está lista para tenderla, pero tengo mucho sueño, ya lo hará mamá cuando llegue, pienso y trato de seguir durmiendo, los ojos se me cierran, no dormí durante toda la noche. Lo que, pasa es que salí el sábado, o sea, ayer, temprano porque un amigo me invitó a tomar desayuno a la Punta, luego tenía que encontrarme con Carlitos y Briam , en el centro de Lima para almorzar, en la tarde, una reunión en casa de Penélope , de noche un cafecito con pie de coco en el Z Café y no contento con eso la rematé yendo con Lucho, Ricardo y Martin a ver el Show de sexo en vivo en el 80 divas ( un centro nocturno de moda). Vaya que el último sábado si que estuvo agitado.


Mi mamá y mis hermanos se han ido a la parrillada en casa de mi tía Marta, me estuvieron despertando, pero estaba rendido de cansancio, preferí quedarme, ni siquiera he comido, de solo pensar que debo caminar hasta la Av. La Marina para encontrar algún restaurante y con suerte algún lugar disponible (es día del padre) se me va el hambre, pero el odioso pitillo ya me quitó el sueño, retiro la ropa y pongo otro tanto a repetir el proceso, mientras me siento frente a la computadora a escribir.

Hubiese querido ir al cementerio esta mañana a colocar al menos un cálido clavel rojo que mitigue la frialdad de la lápida de mi padre, ese pedazo de mármol que me hiere hasta el tuétano cada que leo sus letras negras formando el más doloroso epitafio, el nombre de papá.

Mi blog personal está adornado con los generosos comentarios de una señora distinguida a la que no conozco personalmente, muy guapa ella y dueña de una bellísima pluma (siempre me escribe cositas lindas que no creo merecerlas, pero que me alientan a seguir plasmando mis líneas en ese lugar) no sé su nombre solo la conozco como “déjame un poema”. ¡Salud! por ti guapa… y me bebo un poco de sangría que encontré en la refrigeradora.

Me ha llegado una especie de encuesta de facebook, preguntándome que le regalaré a mi papá, trato de contener las lágrimas, pero no puedo, total estoy solo, puedo llorar y desfogar sin que nadie me vea.

Quisiera escribirle algo a mi padre, si a mi padre muerto que ya no podrá leerlo,pero yo tendré la sensación de haberle regalado algo, abro el programa de Word office y tipeo lo que sigue:



En la cúspide de la vida,

en medio de sonoros silencios,

te encuentra la muerte,

mustias sonrisas opacan el alma.



¿Qué queda de los tiempos idos?

Solo recuerdos,

Escenas perdidas en grises memorias

¿Quién cubrirá mi endeble figura?

¡Soledad!!!!



La luna no alumbra

mis noches en vela,

el mar se congela

al verme pasar.

Mi alma de mármol

se siente quebrada.

¡Desilución!!!!



Contengo en mi llanto

flujones de odio

rencores profundos

a la misma vida.



Ayer tuve un padre,

hoy solo una losa,

aciago epitafio

en piedra podrida



Vaya,mas que un regalo para mi padre, es un retrato del  dolor tan grande que siento por su ausencia, creo que sonó muy patético, lo borro y apago la computadora, la ropa se sigue lavando y a mí me entra un estado de claustrofobia inaguantable, tengo que salir, tendré que ir a comprar comida aunque no tenga hambre, o simplemente dar una vuelta por las tiendas tantas veces vistas de “Plaza San Miguel”, no sé, necesito aire…

5 comentarios:

  1. Nunca me ha llamado la atención los shows de sexo en vivo, soy muy abierto de mente y todo, pero no me va. Dentro de cuatro paredes, dos o hasta tres personas está bien, pero de ahí a más, me parece mucho jejejeje.

    Ahora entiendo tu reacción por las acuarelas que le regalé al mío. Uff, muchísimos cariños y saludos para tí.

    ResponderEliminar
  2. Demás está decir que es un regalo hermoso que en algún lugar, estará agradeciendo :) .

    ResponderEliminar
  3. Boris Tu tuviste la dicha, la felicidad y ahora la tristeza de llorar a un padre, el dolor debe ser inmenso pero hay muchos que ni siquiera lo tuvieron, hermoso poema me emocionó leerlo.
    No lo borres, son tus sentimientos en letras expresados en un momento de ausencias y dolor.
    besitos para ti

    ResponderEliminar
  4. Impecable poema que como una flecha amorosa me ha dado justo en el corazón. Yo tampoco tengo mi padre vivo y muy lejos de acá su tumba.Sé del dolor y la rabia que se enreda en tus versos y lo comparto totalmente. Escribes estupendo, fantástico. Felicitaciones! Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Tu Papá desde el cielo siempre te cuida,yo se que el ahora se sentira mas orgulloso de tener un hijo como tu, con unos sentimientos tan buenos,dale gracias a Dios por que tu padre esta con el, ahora el es mas afortunado que nosotros por que esta tranquilo sin problemas sin complicaciones, nosotros seguimos nuestra vida en la tierra, y por ahora seguir juntos unidos con la fuerza de nuestro señor salir adelante cada dia, no te preocupes llegara el momento que Dios nos reuna a todos en su reino
    Un abrazo Hermano

    ResponderEliminar