lunes, 12 de julio de 2010

Opus Dei ¿Divina Ley?




Son dos manos que se juntan,

dos labios que al rozar rebosan

aliento de lujuria y de deseo.

Dos muchachos que se entregan

Que se tocan, que se aman.



Son dos niños, puros, castos,

Extasiados a lo sumo

Se empalagan uno al otro

Del almíbar de sus cuerpos.



Entrelazando los ecos

de sus gemidos espontáneos.



Tras un visillo a medias corrido

Los observa el capellán.

Los novicios ni se inmutan

de su mórbido expectante.



La envidia lo corroe,

el clérigo se acaricia,

sus trémulas manos frotan,

la flacidez que es muy rebelde.

¡Tal vigor es su codicia!



Las criaturas son golpeadas,

torturadas, cercenadas.

Han infringido la ley

del majestuoso Opus Dei



Un collarín les han puesto

entre el muslo y la entrepierna

gota a gota van sangrando

a merced de su cilicio.



Uno de ellos ha caído,

enfermo, en cama y con fiebre,

en su delirio percibe:

Un ángel que lo recibe…



El otro mira y contiene

las lagrimas que ya no tiene.

Con pasión un beso estampa

en los labios mortecinos

del amigo que se le va…



Esta escena la contempla,

enmarcada de “pan de oro”,

la mirada socarrona

de la foto de Escrivá.





domingo, 11 de julio de 2010

viernes, 9 de julio de 2010

Descansa en Paz Fico Behrens.....

Son las 03:44 de la madrugada, otra noche de insomnio, el café negro y las tres tabletas de chocolate me van pasando la factura.


El silencio de la madrugada siempre alimenta mi melancolía la cual solo mitigo escribiendo lo que siento.

El 23 de Junio último , un buen amigo mío partió a la Casa de Dios.

Me extrañaba no verlo conectado e ignorante del trágico suceso le envíe un mensaje por Facebook, alguien tuvo la gentileza de participarme su muerte.

Me sigue acongojando la idea de que mi amigo Fico, ya nunca más estará allí al otro lado de la red, escuchándome,aconsejándome muchas veces, escribiéndome cosas tan bellas que solo él podía decirme, palabras seimpre llenas de cariño y positivismo que lo caracterizaban.

Nuestra amistad se dio más a través del ordenador, si bien es cierto salíamos de vez en cuando a tomar un cafecito a Miraflores, era por medio del bendito Messenger que conversábamos casi a diario, de él pude aprender muchísimas cosas , este hombre destilaba optimismo y buena vibra a todo aquel que se le cruzaba, cualidad que puedo encontrar en contadas personas .

¡Gordo cómo pudiste irte así tan repentinamente!

La muerte nos lo arrebató justo pocas horas después de que estuvimos charlando por última vez, ese mismo día me envío las que serían sus últimas fotos, ¡Esa fué su despedida!

Las madrugadas ahora se me hacen mas frías amigo sin tu compañía.

Solo me queda decirte :

Descansa en Paz Fico Behrens, que pocos como tú gozan de un espíritu tan privilegiado ……..