martes, 24 de agosto de 2010

Dando los primeros pasitos...

Luego de un prolongado e involuntario receso, vuelvo por estos lares.


Esta vez no para postear alguno de los poemas que  inmerecidamente se dignan hasta a elogiar damas tan distinguidas y bellas como “déjame un poema” o Alma Mateos, palabras que me dejan henchido de emoción.

Hoy entré a mi rincón a estampar parte de la satisfacción que me produce el que un sueño que empezó en mi mente y en la de dos amigos hace algún tiempo, hoy sea realidad.

Estoy hablando de  El Camino, una hermosa Comunidad Cristiana que ya con un año de edad institucional, empieza dar sus primeros pasos.

Los que me conocen sabrán que yo cuento con un trasfondo religioso evangélico (formé parte de una Iglesia Pentecostal durante trece años), por razones personales en cierto momento de mi vida decidí hacerme a un costado y no continuar congregando, pero definitivamente cuando uno tiene a Cristo en su corazón es lo mismo que estar marcados con una tinta indeleble y donde quiera que vayamos siempre vamos a sentir la Presencia de Dios en nuestro acontecer cotidiano.

A estas alturas de mi existencia, no puedo considerarme evangélico ni católico ni de ninguna otra denominación, pienso que no hay necesidad de etiquetarme en nada, todo lo contrario soy de los que se liberan de las “etiquetas”, la vida misma me enseña a tener un espíritu cada vez más ecuménico.



Es sin duda un enorme gozo para mí, el poder celebrar el primer año institucional de mi Comunidad y ver como a lo largo de este tiempo, todos los que integramos este hermoso grupo humano, hemos ido evolucionando en todos los ámbitos de nuestras vidas y hoy podemos enfrentar nuestras diversas realidades desde una mejor postura.

Mas nuestro “mapa de vida” no termina allí, por el contrario creo que recién empieza, es así que con finalidad de plantear nuestros objetivos para nuestro futuro inmediato, decidimos salir a un retiro a Chaclacayo (lugar campestre al este de Lima).

Este ha sido para mi un acontecimiento formidable, ha sido un tiempo de mucha confraternidad con mis amigos y siento que se han estrechado los lazos entre nosotros.

Este post es solo con la finalidad de agradecerle a Dios ante todo y a mis amigos por los maravillosos momentos que hemos pasado juntos, reiterarles mi mayor aprecio y cariño a cada uno de ellos e instarlos a no perder el norte de nuestra visión.

Ah pero allí no queda la cosa eh.. El sábado es la Misa por Nuestro primer Aniversario y luego la gran pachanga, porque estamos de “mantel largo”, el veintinueve es cumpleaños de nuestro tan querido Juancito.

A los generosos lectores de este blog, les advierto que muy pronto los seguiré atormentando con mis odiosos poemas y escritos.



8 comentarios:

  1. Pues felicidades Boris, me parece genial tu buena nueva. La verdad es que yo tuve una infancia marcada por la religión, de hecho hasta estudié en un colegio católico y provengo de una familia muy tradicionalista, pero me alejé de toda religión, porque reflexionando, creo nunca haber tenido fe, la cual siento que es una especie de don que NO es para todos y a mí no me tocó jejeje. Por eso admiro a quienes consiguen creer en un ser superior y los admiro más si se liberan de las etiquetas de las religiones que tan destructivas suelen ser con algunas almas. Es bueno volver a saber de ti. Cariños.

    ResponderEliminar
  2. Boris, querido amigo te extrañe, que lindo verte de nuevo compartiendo parte de tu vida. felicitacones por ese primer año, que estoy segura van hacer muchos mas, yo tampoco comparto etiquetas lo importante es lo que uno lleva en su corazón.
    Boris, querido amigo escribiendo poemas eres maravilloso, espero uno de ellos.
    es un placer enorme tu vuelta, tus palabras, tu sentir.
    besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga hoy y cada uno de tus dias.
    soy Dejame un Poema, ahora estoy con este, pero sigo siendo la misma que admira tus letras.

    ResponderEliminar
  3. No sabes cómo me alegro de tu regreso y de que estés de vuelta renovado, feliz y con ganas de seguir el camino que te marcaste.
    Te hemos echado de menos y ahora seguiremos aquí esperando tus poemas y disquisiciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Querido Boris, que lindo verte de nuevo, gracias por tu sencillez y tu gran corazón.
    me hace feliz que tus cosas esten tan bien encaminadas y que tu te sientas pleno y feliz.
    besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Boris! Gracias por tu agradable comentario en mi blog. Me alegro enormemente por esa reanudación hacia lo que tiempo atrás comenzaste y hoy retornas de nuevo. Ese camino de seguro que te llenará de felicidad.
    Un abrazo grande amigo.

    ResponderEliminar
  6. bueno, Boris, me alegro que estés bien y de celebración. Realmente ya sabes que yo no creo en nada de eso y que todas las religiones me parecen una filfa. Aunque al menos creo que los evangélicos pueden tener mujeres sacerdotes y no son tan discriminatorios con los gays. Pero vamos, es que creer en dioses, vírgenes, palomas como espíritus santos, cielos y tal, me parece todo un cuento para niños, lo siento, jaa

    bezos.

    ResponderEliminar
  7. Querido y admirado Boris. Comparto contigo esta inmensa alegría tuya, tan merecida como maravillosa. Estoy segura que vendrán muchos años como el que transcurres, lo mereces largamente. Has elegido un camino que sin dudas te llevará a esgrimir la fe y la esperanza como herramientas de cambio para un tiempo mejor. Un abrazo sincero y Felicitaciones!
    Gracias por tus palabras, me llenan de emoción.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por tu vuelta a la lucha con las palabras. Esperaré aportaciones que vayas haciendo para ofrecerte mi comentario sincero. Un abrazo

    ResponderEliminar