domingo, 26 de septiembre de 2010

Orgasmo en la Orilla

Cuando sube la marea


Y el bajel de mis deseos

Se asoma por tus playas



Salpicando cada tramo

De tu piel libidinosa.



Me empalago de lujuria,

Naufragamos sin saberlo

En caricias licenciosas,

profanamos uno a uno

soterrados recovecos

de pieles agitadas

por la furia de las olas.



Olas que nos mecen

en un vaivén que deja

en el eco de su música

el gemir de nuestras almas .



Sublimadas contorsiones

que se esfuman y me legan

un sabor de sal y nácar

impregnado entre los labios.


martes, 21 de septiembre de 2010

la luna ha mentido






El mar es de mármol, la luna ha mentido
no encuentro en el agua el nido de dos alondras
la noche no me abraza, la luna ha mentido,
no hay novelas escondidas al caer de las estrellas.

A los libros de poemas llega el otoño,
solo en la luna es primavera
pero no hay flores en su sonrisa,
solo sombras. Y mentiras.

El cielo no es de seda, la luna ha mentido,
no me arropa la mañana y tengo frio.
El olvido no está en vela, la luna ha mentido,
apego mis brazos donde ayer no estuve  solo.

Mi sábana era blanca y ahora yace  gris,
la noche  ha trepado por tu ausencia
y me susurra tu nombre al oido.
la luna sincera era blanca como tu piel,
pálida de besos y de caricias.

mis manos eran blancas pero se han ensuciado
de cuerpos que no tocan el vinagre ni la sal.
Mis madrugadas eran blancas y ahora...
ahora ya no existen madrugadas sin tí.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Vístete de Humo



Vístete de humo que quiero verte
sencillo y vaporoso.
Y cuando se disipe la niebla,
y las nubes se arremolinen en tu pecho
aguardarán impacientes que venga el aire
de los besos prohibidos, a llevárselas.

Vístete de humo que quiero amarte,
moldearte con mis labios, saberte todo
con el tacto dulce y sabio de mi boca.
Y cuando se esconda la luna
Prometo ir besando cada huella
que haya dejado, limpia y azul,
sobre tu cuerpo .

Vistete de humo que quiero oirte
trinar como los pájaros en calma
que deshilachan la lluvia
que escuece en los cristales.
Y cuando ya no quede nada,
Y de tus jadeos no se pueda escrbir una canción
nos miraremos en silencio, sonriendo,
arropados en el humo del después.

Vístete de  humo que quiero verte
que quiero oirte, que quiero amarte
como los besos, como el aire,
como un poema.
Vístete de humo que quiero amarte,
que quiero verte,que quiero oirte
sencillo y desnudo.

jueves, 9 de septiembre de 2010

A Noemí...Mi amiga








Te dejo, mas que un poema
un gesto de admiración
querida Noemí amiga
recibe estas pobres líneas
como modesta atención.

Confesarte debo ahora:
Los versos que bien publicas
en El Rincón del Poeta
penetran mi árido espiritu
cual deleitosa saeta.

Recibe poetisa fina
este saludo sincero
que te envío con esmero
desde Perú hasta Argentina.

Tierra por mí tan querida
que tanto talento desborda
ejemplo vivo, tenemos en tí
y en Alma Mateos Taborda

Tierra que nos regaló
a un eminente Borges
y a Roberto J. Payró.

Enchido me siento de orgullo
de tenerte en etérea amistad
ya otrora un paisano tuyo
nos dió el grito de libertad


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Contigo...

Contigo …


Las sombras se convierten

en total algarabía,

Las horas que trascurren,

me arrullan en su hechizo,

titilan mis pupilas,

y una simple frase

que sale de tus labios

me lleva hasta la gloria.

El mundo ahora duerme,

la noche es solo nuestra.

Tus besos me devuelven

sabores olvidados,

Gustillo de miel pura

que solo tú destilas.

El alba roza suave

mi piel emborronada,

Mis manos yacientes

se aferran a tu espalda

Despierto y no te tengo…

tan solo eres la brisa

que se va con la alborada.

lunes, 6 de septiembre de 2010

De paso por el Presbítero Maestro...

En la soledad de tus callejuelas

Se esconde un hálito de sombras

Sombras de una historia que se pierde

Sombras que se escabullen

en las humaradas del olvido.


Olvido que bien alberga

En su seno prominente

Al clero, condes y presidentes.


Panteón, tú que hiciste,

de la muerte una cultura

Ya sea en nichos

o lujosas sepulturas.

Del tiempo hoy tu haces mofa

¡Desafiante paradoja¡

mil esculturas que imperan,

ornamentan tu lamento,

mientras yo dejo mis pasos

cadavéricos, siniestros

acompasando el ritmo

de esas estatuas podridas.